sábado, 4 de mayo de 2013

Santos y sin mancha


Efesios 1:4
según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, 
Fuimos escogidos para ser santos y sin mancha (santos no son los de madera o yeso) somos todos los redimidos por la sangre de Cristo. Guardémonos sin mancha del mundo. Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario