jueves, 20 de diciembre de 2012

Los hermanos que padecen persecución


S. Mateo 5:10
Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.
Tengamos por sumo gozo cuando padezcamos persecución por causa de la justicia que es en Jesucristo. Hay países donde hermanos sufren hasta la muerte. Oremos que Dios los fortalezca y la Palabra sea esparcida. Amén

Los pacificadores


S. Mateo 5:9
Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
¿Cómo ser un pacificador? Transmitiendo el mensaje del evangelio para que los pecadores se arrepientan y estén en paz con Dios al ser redimidos. Amén

Veremos a Dios


S. Mateo 5:8
Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
Cara a cara le veremos, porque nuestro corazón ha sido limpiado por el sacrificio de Cristo en la cruz en el cual hemos creído y ejercido la fe. Comparte con otros la Buena Noticia. Amén

Los misericordiosos


S. Mateo 5:7
Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
Misericordia significa compadecerse de las miserias del corazón del hombre. Para quienes hemos alcanzado la misericordia de Dios en Cristo Jesús podremos exclamar como el salmista: “Aleluya. Alabad a Jehová, porque para siempre es su misericordia” (Salmo116:1) Amén