domingo, 8 de julio de 2012

Sepamos Vivir con Poco o Mucho


Filipenses 4:12
Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.
Que podamos ser como el Apóstol Pablo,  estar capacitados para vivir humildemente o en abundancia, que sepamos administrar lo poco o mucho que Dios nos concede. Sabiendo que somos mayordomos de Él. Amén

Siendo Ricos en Buenas Obras


1 Timoteo 6:18-19
Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; atesorando buen fundamento para lo porvenir, que echen mano  de la vida eterna.
Somos administradores de todo lo que Dios nos da, en este caso el dinero o las posesiones materiales, utilizándolas para hacer el bien (como apoyar a los hogares de niños, etc.…) quienes necesitan de nuestras dadivas hechas con generosidad, haciendo de esta manera tesoros en los cielos. Amén

No Pongamos las Esperanzas en las Riquezas


1 Timoteo  6:17
A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.
A quienes tienen riquezas materiales, la palabra los insta que no se consideren superiores a otros por tener dinero y que no pongan su esperanza en las riquezas, sino en Dios que es el dador de todo lo que poseemos. No nos engañemos confiando en nuestro dinero, enfoquemos toda nuestra confianza en Dios quien nos brinda todas las cosas. Amén